Qué hacemos

En el mundo económico, una ley o un decreto no generan un solo efecto, sino una serie indefinida de ellos. Algunos de estos efectos son inmediatos y evidentes, se ven. Los otros aparecen con el tiempo y no son evidentes, es decir, no se ven. Ahí radica la diferencia básica entre un buen y un mal analista: uno se limita a lo que se ve; mientras el otro va siempre a lo que no se ve.
Nuestra labor es enseñarle a usted lo que está detrás de los discursos y las palabras, advertir las consecuencias no intencionadas de cada medida o suceso, descubrir los verdaderos motivos que subyacen a las decisiones de los actores relevantes, y brindarle las herramientas necesarias para actuar en consecuencia.
Nuestro compromiso está en mostrarle a usted lo que otros no ven.